viernes, 9 de enero de 2009

DESPERTÉ


Desperté de ese extraño sueño
Mis pies daban unos pasos
Algo cortos, algo largos
El lugar era extraño
Y todo me parecía vano
Mis ojos no percibían la luz
Una oscuridad brumosa me abrigo
Las sombras se movían como personas
Todo se había mezclado
La luz, las tinieblas
El presente y el pasado

Un frío intenso calaba mi mente
Me puse a pensar:
Todavía estoy vivo?
No podía dar un paso
Todo era oscuro y frío

Escuche entonces tantas voces
Reconocí algunas y en especial una
De un momento a otro cambie de rumbo
Empecé a mover los pies
Reconocí esa voz
La seguí como quien busca
Una luz, una salida

Anduve mucho sin apreciar nada
No calculé el tiempo o la distancia
No sé si mis pasos fueron largos
No sé si mis pasos fueron cortos

Pero sin pensarlo en un momento
Apareció la luz como un lucero
Todo era verde y un sol inmenso
Se dibujaba en el oriente
Calentando el enero

Y al final del sendero ( ya no oía más la voz)
Estabas tú esperándome, sonriendo

Entonces surgió la duda…

Estoy vivo?
O estoy muerto….



Juan Olórtegui Cárdenas

1 comentario:

MAYRA dijo...

SE VE QUE ERES MUY ROMANTICO, PASABA POR AQUI ESTABA BUSCANDO LEER POESÍAS Y ENCONTRE TU PAGINA, SON MUY BUENOS TUS POEMAS, DESDE ESPAÑA TE SALUDA MAYRA. TIENES UN TALENTO MUY FINO...BESOS