martes, 15 de julio de 2008

CARTAS DE AMOR: 27 DE NOVIEMBRE



27 de Noviembre del 2007

Sabes al encontrarte por el chat en la Internet me di cuenta de algo que por más que intente olvidarte e intente rehacer mi vida siempre permanecerás metida en mi corazón.. Me llenó de una paz inmensa el volver a verte y no sabes lo feliz que me sentí. Pero al parecer todo fue una ilusión nada mas porque después del encanto vino el desencanto eso fue lo más triste de todo, después de la inmensa alegría que sentí. Alegría de volver a verte y tristeza porque las cosas ya no eran las mismas. El tiempo había pasado muchas cosas cambiaron y entre ellas mis sentimientos. Siempre pensé que jamás dejaría de amarte, que siempre permanecerías en mi vida aunque sea alojada como un dulce recuerdo pero como te digo, las cosas cambiaron y mi corazón reaccionó diferente, mejor dicho indiferente ante el amor que ahora dices sentir por mí.

Y debo de reconocer que quería verte porque cuando nos separamos me quede con esa rara espina de no saber que sentía en ese momento y fueron pasando los días y tú no contestabas mis mensajes, ni mis cartas y poco a poco lentamente el amor quedo dormido en el recuerdo. Ahora que han pasado dos años vuelves y me dices: ¡ ¿Qué me amas?!. No tiene sentido, ¿no crees?, después de tanto tiempo....la verdad es que apareció alguien diferente a ti, alguien que me esperaba, que estaba conmigo que me necesitaba y ese alguien logró curar las heridas que tú dejaste en mi corazón y que ahora campantemente vienes a reclamar. Tuviste tu oportunidad y la dejaste ir. Tú sabes cuanto hubiera dado para que estuvieras a mi lado pero ahora ya es tarde, todo lo que pude haber sentido por ti ya no queda nada. En tu lugar ahora hay una mujer especial, que me da lo que tú te negabas a ti misma. El verdadero amor. Ahora ya sabes que se siente ser rechazada, ahora ya sabes que se siente perder. No te guardo rencor, en fin, la culpa fue mía al no darme cuenta de que no me querías....lo raro es que vienes hoy y me dices que nadie te amará como yo?. No tengo ya nada que decirte tan solo que el destino se encargó de nuestras vidas y en mi vida ya no estas tú.