miércoles, 21 de noviembre de 2007

CARTAS DE AMOR: DECEPCIÓN


3 de septiembre del 2005

Después de mucho tiempo, tengo noticias tuyas, al parecer has regresado, y tan solo de escucharlo una sensación algo extraña invadió mi ser. No sé si podré mirarte a la cara, no sé si podré hablarte como antes, fue tan difícil terminar, y juramos nunca más cruzar nuestros destinos y ya vez el mismo se encarga de juntarnos nuevamente, al parecer estaba escrito que volveríamos a encontrarnos.

No sé tú, pero yo la verdad te he extrañado, y no me cuesta decírtelo, gritarlo si es posible, porque la verdad así es, me has
hecho falta....porque no debimos separarnos...sin embargo ninguno de los dos tuvimos el valor de claudicar, mucho menos de aceptar que ninguno de los dos quería irse, sin embargo ganó el orgullo y aunque quise retenerte, di media vuelta y me marche escuchando un sollozo que quise consolar, quise volver mis pasos pero la rabia me cegó y seguí el camino que me llevó a la desilusión.

Y ahora nuevamente el destino nos une...y tanto tú como yo sabemos que lo que dijimos aquella noche no era cierto ...

Y en la ingravidad del fondo, donde se cumplen los sueños se juntan las voluntades para cumplir un deseo, un beso enciende la vida como un relámpago y un trueno, en una metamorfosis mi cuerpo es como al centro del universo, el abrazo más pueril y el más puro de los besos, hasta verme reducido en único deseo, tu mirada y mi mirada como un eco repitiendo sin palabras más adentro, más adentro, hasta más allá del todo por la sangre y por los huesos pero me despierto siempre y siempre quiero estar muerto, dormitado para seguir en mis sueños, con mi boca enredado en tus cabellos

JUAN OLORTEGUI CARDENAS